lunes, 31 de octubre de 2011

Dan el último adiós


Dan el último adiós a Battaglia
Se despidieron sus hijos. Foto: Eduardo Maceira / El Sol de León.

El Sol de León
31 de octubre de 2011

Omar Oseguera

León, Guanajuato.- Más que un último adiós a Don Antonio Battaglia, fue un ¡Gracias Papá...!

Un ¡Gracias Abuelo...!

Un ¡Gracias por todo, Amigo...!

El legado aquí se queda, su grandeza también.

Cada que se observen las estrellas de campeón que tiene el Club León en su escudo, será inevitable e imperdonable no acordarse de Don 'Toño' Batagglia, aquel argentino que vino para quedarse, a ser un leonés más pero de esos que dejaron una huella imborrable no sólo en el ámbito deportivo, sino en el empresarial también.

La funeraria Gayosso de nueva cuenta recibió a decenas de seres queridos para despedir al ídolo, a la leyenda, a uno de los pilares de la grandeza de La Fiera.

Después de la misa oficiada por el padre Daniel Stevens, el cuerpo del mítico zaguero central fue despedido entre esos aplausos que lo acompañaron siempre durante su carrera tanto dentro como fuera de las canchas.

A la espera de uno de sus hijos, los herederos aún no definían si sepultar a la leyenda ayer mismo por la tarde-noche en el panteón San Sebastián o hasta hoy por la mañana, todo dependía de la llegada del sexto hijo de Don Toño quien en Europa se enteró del último respiro de su padre.

Pasadas las doce del día, el cuerpo del ídolo dejó la Sala A de la funeraria para ser trasladado a la capilla, en donde ya lo esperaban todos aquellos que hoy pueden presumir haberlo conocido y saludado.

Envuelto en banderas del León, del Vélez Sarsfield, de México y de Argentina, el elegido ataúd fue escoltado durante la misa primero por ex compañeros como don Toño Carbajal, "El Mulo" Gutiérrez, Constantino Perales y el fiel amigo Primo Quiroz.

Luego vinieron otros de épocas distintas como Alberto Etcheverry hijo y José Luis Lugo, para cerrar con sus nietos, mismos que antes tomaron el micrófono para hablar un poco de su abuelo, del deportista y del ejemplo en casa, de cómo era con ellos, de cómo los educaba y corregía cada que veía algo que no le gustaba.

"Cómo me gustaría que ahorita me dieras más cachetadas", dijo uno de ellos con esa voz que parece cortarse e irse en momentos como estos.

El último adiós a un grande se escribió ayer, junto a esos personajes que siempre vieron en él a un hombre sencillo, simpático, con esa sonrisa eterna en su rostro que se maximizaba a la hora de hablar de su León querido.

Ahí estuvieron "La Tota", "El Mulo", Perales, don "Tito" Etcheverry padre, Efraín Loza, Mario Rey, Primo Quiroz, José Luis Lugo, Pepe Ruiz, Raúl Martínez, el "Cuate" Mendoza, el hoy domador Pedro Muñoz y por supuesto el amigo, el compadre, el hermano del alma: Don Alfonso "El Capi" Montemayor.

Gracias Don Toño? y hasta pronto.

Fuimos el uno para el otro


'Fuimos el uno para el otro': 'Capi' Montemayor
Se le fue su amigo, su hermano.

El Sol de León
31 de octubre de 2011

Omar Oseguera

León, Guanajuato.- Destrozado por la pérdida de su eterno amigo, el "Capi" Alfonso Montemayor como pudo habló de Antonio Batagglia.

Su pareja de años en la cancha y fuera de ella para hablar de futbol. Ese deporte que los unió por más de 67 años y que los hizo soldar una amistad especial, única, que hoy se ve frenada por la naturaleza de la vida.

Estas fueron las palabras del "Capi" hacia su amigo.

"Me quedo con lo que se puede dejar a un hermano y a un compañero de futbol también que en todo fue bueno, no nada más en el futbol, sino como padre, como hijo, como esposo y como amigo fue muy bueno, ya no te puedo decir más que eso?

Creo que son pocas las cosas que yo pueda decir de él, no hallo cuál sería mejor o cuál será más? ha sido muy bueno en todo, no sólo en el futbol sino en su vida, como amigo, como compañero, como compadre. Son 67 años que nos conocemos, ya se imaginarán? toda la vida fuimos el uno para el otro y no puedo más que hablar bien de él, creo que ya es todo lo que puedo decir, muchas gracias".

Suertudos


Suertudos
JULIETA MÉNDEZ
NOTA PUBLICADA: 31/10/2011

Con un equipo calificado ya a la Liguilla y sólo tres eliminados, la Liga de Ascenso vive la recta final del torneo con más de la mitad de los equipos peleando todavía por meterse a la siguiente fase.

León concluyó la Jornada 13 en el puesto cuatro de la tabla y favorecido por los resultados en otros frentes. Incluso, con sus 20 unidades, los Verdes aspiran aún a ser líderes, considerando que La Piedad, el actual mandón, tiene 25 puntos y dos derrotas en fila.

La Fiera jugará su último partido de local el próximo sábado ante un cuadro de Dorados, que decidió renovar su cuerpo técnico sobre el final de la temporada.

Y aunque los de Sinaloa prácticamente están cerca de decir adiós al Apertura, los últimos dos episodios de los Verdes ponen en alerta máxima al equipo de Pedro Muñoz que registra 2 de los últimos seis puntos en disputa.

El capitán Alejandro Corona aceptó que si bien León apenas ha perdido un partido en toda la temporada, los 8 empates que acumulan en el torneo, les fueron quitando la posibilidad de pelear el liderato general.

“Estamos conscientes de que a pesar de no perder, tampoco hemos ganado los partidos, con un punto sumas muy poco y eso no nos ha dejado estar peleando los primero lugares”.

Pero “no nos queda más que pensar en el siguiente partido, sabemos que tenemos que salir a ganar para amarrar la calificación y para el siguiente cerrar buscando la mejor posición en la tabla. Tenemos que pensar que vamos a jugar contra el mejor, Dorados, un partido muy complicado porque ellos van a venir así y tenemos que salir a buscar el triunfo”.

Corona dijo además que el torneo no sólo ha beneficiado a los Verdes para mantenerse en zona de calificación, ya que los 70 empates que suma hasta el momento la Liga de Ascenso, tienen a varios cuadros todavía con posibilidades de meterse a la Liguilla.

“Ha sido un torneo muy parejo, de repente se habla que es irregular, pero yo veo un torneo que no sólo ha sido favorable para nosotros, también con los demás equipos que tampoco han podido ganar”.

A ganar y confiar

Para Corona, esta es una “temporada muy pareja donde cada partido se vuelve muy complicado y la muestra es que se han dado muchos empates por parte de todos, estamos varios equipos con los mismos puntos y no nos queda a nosotros más que salir a buscar los puntos que nos den la confianza para afrontar lo que viene”.

Y es que a su regreso de Tamaulipas, Corona recalcó que el equipo fue quien dejó escapar la victoria, ante un equipo no supo defender su casa.

“Jugamos un muy buen partido y tuvimos para ganarlo, fuimos a una cancha difícil contra un equipo que decía que nos íbamos a enfrentar al mejor Altamira, ellos buscaban superarnos en la tabla, iban a salir a ganar el partido, pero el equipo se comportó muy bien y queda el sabor amargo”, dijo.

Gracias a la vida


‘Gracias a la vida’
OCTAVIO ZÚÑIGA
NOTA PUBLICADA: 31/10/2011

“Abuelo, siempre pensamos que serías un inmortal y hoy nos lo has demostrado, lograste ascender en el minuto 90 con tres de agregado y allá desde el cielo junto con tus amigos le van a poner otra estrella al escudo, caballero de la cancha y caballero de la vida, te vamos a extrañar”, así despidió Mauricio Battaglia Velázquez a su abuelo Don Antonio, acompañado del resto de sus primos que con lágrimas en los ojos, dejaron ver el gran amor con el que lo dejan partir.

La segunda misa de cuerpo presente se llevó a cabo ayer a las 12 del día con la presencia de algunos veteranos del Club León y de Curtidores, como Antonio Carbajal, que llegó a ser su compañero de equipo, Alberto Etcheverry, Miguel Darío Miranda, Marco “Cuate” Mendoza, Miguel “Mulo” Gutiérrez, Pepe Ruiz, José Luis “Gato” Lugo, además del actual técnico de la Fiera, Pedro Muñoz.

Los restos del “caballero de la cancha” eran cobijados por las banderas de sus equipos, a los cuales siempre les estuvo agradecido y que les guardó un inmenso cariño, hasta el día en que dejó este mundo.

La misa fue oficiada por el padre Daniel Stevenson, también rector del Instituto Lux, quien ofreció unas palabras de aliento para los familiares y amigos, que con un gran pesar, montaban la guardia de honor alrededor de Battaglia.

“Ustedes deben sentirse muy afortunados, porque su padre y abuelo, fue una persona que siempre les dio mucho cariño, fue una persona que siempre buscó hacer el bien y que vivió intensamente, dejándoles grandes enseñanzas”, señaló.

Las guardias alrededor del cuerpo del señor Battaglia, eran continuas, uno de los que se acercó, fue Antonio “La Tota” Carbajal, observando atento a su amigo, que ahora descansa en paz y que tiene una misión desde el cielo, seguir apoyando al equipo de sus amores, los Esmeraldas de León, a quienes soñó tantas veces de nuevo en Primera División.

Conforme iban pasando las horas, el momento de la despedida final se acercaba, sus nietos, los 14, pasaron juntos al frente a dejar un mensaje para su amado abuelo, al cual recordaron con esas cachetadas italo-argentinas, de cariño, diciendo “cómo las necesito ahora”, siempre quedará presente en sus memorias, sentenciaron.

Una vez más, como en la primera ceremonia, la canción “Gracias a la vida” fue el himno de Antonio Battaglia, entre un mar de aplausos se despidió, tan grande, como la historia misma de su amado León.

La familia todavía no sabe la hora en la cual se llevará a cabo el sepelio de Antonio Battaglia en una capilla del cementerio San Sebastián junto a sus padres, todo dependerá de la llegada de Emilio, uno de sus hijos, quien se encontraba de viaje hasta ayer, pero que ya viene en camino.

Fernando Battaglia señaló que todavía falta saber la voluntad de su hermano.

León llora a su ídolo


León llora a su ídolo
REDACCIÓN/Octavio Zúñiga
NOTA PUBLICADA: 31/10/2011

Ex jugadores, familiares y aficionados rindieron ayer un homenaje a don Antonio Battaglia, quien el sábado falleció a los 93 años de edad.

“Lograste ascender en el minuto 90 con tres de agregado y allá desde el cielo junto con tus amigos le van a poner otra estrella al escudo (del equipo León)”, expresó Mauricio Battaglia Velázquez al despedir a su abuelo.

“Fue una persona que siempre buscó hacer el bien y que vivió intensamente, dejando grandes enseñanzas”, expresó el padre Daniel Stevenson, rector del Instituto Lux, en una misa en honor de don Toño.

‘Gracias a la vida’ fue el himno con que se despidió entre aplausos al ídolo esmeralda.

Lea también

‘Gracias a la vida’

Misa de adiós a Battaglia

EL HERALDO DE LEON

Misa de adiós a Battaglia
Hasta hoy sería sepultado

FRANCISCO GÓMEZ

"Lograste tu ascenso al minuto 90 más 3 de reposición, allá desde el cielo le vas a poner otra estrella al escudo, caballero de la cancha y de la vida, siempre pensamos que fuiste inmortal, hoy nos lo demostraste", fue la frase empleada por sus nietos y familiares hacia don Antonio Battaglia durante su última misa a la que se dio cita una gran multitud.

La ceremonia eucarística que significó el adiós, se celebró ayer al mediodía en la misma capilla de Funerales Gayosso, donde una vez más familiares, amigos, ex jugadores del León, Pedro Muñoz el actual timonel de la Fiera y la comunidad leonesa en general, se hicieron presentes.

Así, se despide a este gran ídolo, glorioso jugador de la afición leonesa, quien desde su llegada en 1944 como futbolista y después como persona, se caracterizó por su entrega, su coraje y sobre todo por ser una excelente persona.

Todo mundo, sabe lo que don Antonio Battaglia fue y todavía después de su partida, seguramente desde el cielo seguirá siendo para el conjunto verdiblanco, el equipo de sus amores, una persona que traía tatuados por dentro los colores de sus Esmeraldas del León.

Aunque todavía por la tarde se estaba a la espera de su hijo menor, Emilio, quien venía desde Europa para alcanzar a acompañar a su padre Antonio Battaglia D'Ascoli y poder darle el último adiós.

En la misa de nuevo estuvo gente del deporte y de la sociedad entre ellos Eliseo Martínez, el ingeniero Pedro Medina Hurtado, Gerardo Devetac, José Manuel Orozco, Antonio 'La Tota' Carbajal, el doctor Primo Quiroz.

También Tito Etcheverry papa e hijo, Alfonso 'Capi' Montemayor, Raúl 'El Muerto' Rosas, Marco Antonio 'Cuate' Mendoza, el técnico Pedro Muñoz, Constantino Perales, Miguel 'Mulo' Gutiérrez.

Así como Efraín Loza, José Luis 'Gato' Lugo, Miguel Darío Miranda, Pepe Ruiz, Raúl Martínez, Jorge Davinio e infinidad de personas. Familiares, amigos y ex jugadores del León le hicieron guardia durante su misa.

Al final su nieto Mauricio Battaglia Velázquez fue quien ofreció las frases de despedida recordando que uno de los deseos de su abuelo era el ascenso del equipo León, confiando en que desde el cielo, podrá apoyar para ello y colaborar para la sexta estrella. Después, vinieron aplausos de los asistentes.

Su nieto Antonio Battaglia Moreno, también relató una anécdota, luego se escuchó un tango de muerte, y Ricardo Piña habló a nombre de los aficionados de que se debe luchar por lograr el ascenso. Él es yerno del Peterete Santillán.

Así concluyó la misa oficiada por el Padre Daniel Stevenson. Informar que a decir de Fernando Battaglia, lo más probable es que se daría cristiana sepultura a sus restos hasta el día de hoy en el Panteón San Sebastián, pues estaban a la espera de Emilio, hijo menor de don Antonio Battaglia que venía volando desde Europa.

despiden a don Antonio



Ex compañeros, amigos y familiares acuden al último llamado del Caballero de la cancha
Los ídolos del León despiden a don Antonio
Ayer fue la misa de cuerpo presente de Battaglia, el ex futbolista que llegó y creció con el equipo al que nunca abandonó hasta que su cuerpo lo permitió. Ex jugadores y directivos asisten al último adiós.

Enviar Nota
Imprimir

2011-10-31•El Tema

Los hijos de don Antonio rodean el féretro que resguarda a la leyenda del futbol y del calzado en León.
Los hijos de don Antonio rodean el féretro que resguarda a la leyenda del futbol y del calzado en León. Fotos: Isacc Márquez

Como en los viejos tiempos: todos para uno, uno para todos. Ex jugadores de varias épocas del Club León asistieron al último llamado de uno de los miembros más distinguidos de la mesa redonda de la legión esmeralda.

Ayer, todos los amigos, familiares y exfutbolistas, se reunieron en la capilla de la funeraria donde está el cuerpo de la leyenda para acompañarlo en un último adiós que se ha alargado más de lo previsto, pues esperan la llegada de su hijo menor que está de viaje.

Estuvieron en su última morada algunos exfutbolistas y ex compañeros, como las glorias vivientes del club León: “El Cinco Copas” Antonio Carbajal y Alfonso “El Capi” Montemayor,

Además de Jorge “El Tarzán” Davino, Miguel “El Mulo” Gutiérrez, Mario Rey, Constantino Perales, Efraín Loza y su compadre Alberto Etcheverry, quienes llegaron también acompañados de su familia.

También estuvieron jugadores de uno de los rivales más odiados, José Luis “El Gato” Lugo, que jugó para el Unión de Curtidores. La calidad no respeta rivalidad y así se vio durante su vida en las canchas y ahora en su despedida de ellas.

Battaglia, “un guerrero de las canchas y la vida”, que llegó un 8 de agosto de 1944 desde Argentina para jugar futbol en el balompié mexicano, sólo con el Club León, se encontró que sus grandes pasiones: el futbol y la fabricación de calzado, actividades que logró consagrar , aunque siempre con la esperanza de ver ascender a su equipo... Pero ese deseo ya no lo verá aquí, ya lo hará desde otra trinchera.

En espera

Don Antonio aún no se puede ir. La familia Battaglia espera a que llegue Emilio para poder despedir para siempre “Al caballero de las canchas.

El menor de sus hijos está en Europa y ya viaja para despedir a su padre.

Luego del que el pasado sábado por la mañana, el corazón de don Antonio dejó de latir, ayer, la eucaristía de los domingos al mediodía, no fue la misma.

Ayer esperaban el arribo del más joven de los hijos del ex jugador del León.

La familia de don Antonio ha decido esperar a que se de el arribo de Emilio para poder darle sagrada sepultura a su padre, gloria del club León.

Una leyenda dice adiós

Muere Antonio Battaglia

RECORD

Muere Antonio Battaglia, leyenda del Club León
Falleció víctima de un infarto a los 93 años de edad
Dom, 2011-10-30 09:50

ARMANDO RAMÍREZ

Una de las leyendas del aquel entonces campeonísimo Club León, falleció este sábado víctima de un infarto a los 93 años de edad.

Antonio Battaglia, que llegó al futbol mexicano para integrarse al León en el año de 1944, contratado por un año, y donde finalmente lo hizo a lo largo de diez años, donde formó parte de un León ganador de títulos en los años de 1947-48, 48-49 y 51-52 más un subcampeonato en la campaña 46-47, fue el primero que al obtener la nacionalización mexicana en los tiempos del presidente Miguel Alemán Valdés, formó parte de la selección mexicana de futbol. Con el equipo mexicano Don Antonio Battaglia, participó en los Juegos Panamericanos de Chile en 1952.

El argentino de nacimiento inició su actividad en el futbol jugando para Vélez Sarsfield, desde los doce años, para que posteriormente fuera comprado por los en aquel entonces dueños del León, donde formó parte de un plantel donde militaban jugadores como Alfredo Costa, Alfonso Montemayor, Adalberto “Dumbo” López, Eugenio Arenaza y ya en las postrimerías de su carrera con Antonio Carbajal, en la temporada 51-52.

Battaglia nunca salió de la ciudad de León, donde al retirarse se dedicó como un empresario de éxito en la industria zapatera.

domingo, 30 de octubre de 2011

León de luto


León de luto
Deportes
Escrito por Francisco Gómez
Domingo, 30 de Octubre de 2011 02:47
Se va uno de los grandes ídolos del Club León

El futbol está de luto. Ayer víctima de un infarto al miocardio a la edad de 93 años falleció don Antonio Félix Battaglia D'Ascoli, ex jugador y una de las grandes glorias del equipo León en los años 40's y 50's.
Antonio Battaglia, argentino de nacimiento pero leonés por adopción y nacionalizado mexicano, llegó a la ciudad para formar parte del primer equipo del Club León en 1944, con quienes alcanzó 3 títulos de liga, 3 de copa y 1 como campeonísimo.
Fue seleccionado por México en 1952 acudiendo al Campeonato Panamericano de Futbol en Chile al lado de figuras como Tomás Balcázar, Antonio Carbajal, Alfonso Montemayor y Alfredo Costa, pues la base era del equipo León. A su regreso, decidió retirarse.
"Dios dijo ya es el momento de que tengas que venirte a formar parte del equipo para jugar mañana con los que formaron el equipo León acá en el cielo, Rugilo, Varela, Ángel Fernández, Costa (su compadre)", así es como dio a conocer la noticia su hijo Fernando Battaglia.
Battaglia D'Ascoli, estaba muy sano pero tenía 25 días muy débil debido a una infección en la vejiga y por tantas medicinas no comía debidamente, se debilitó y al final su corazón no aguantó y así súbitamente, dejó de existir.
Este sábado a las 7:30 de la mañana dijo "Me siento muy débil", fueron sus últimas palabras antes de morir, explicó su hijo Fernando.

SUS ORÍGENES
Don Antonio Battaglia D'Ascoli, fue hijo de Blas Battaglia y de Lucía D'Ascoli, solamente tuvo una hermana, Nelida Battaglia que aún vive. Deja 6 hijos Antonio de 64, Mauricio de 62, María Dolores de 60, Lucía Eugenia de 56, Fernando de 53 y el más chico Emilio de 50 años. Así como a su esposa Dolores James.
Tenía 17 nietos y 14 bisnietos, originario de Buenos Aires, Argentina y nacido el 19 de septiembre de 1918.
Como lo informamos, llegó a la ciudad de León en 1944, pues lo trajo al equipo verdiblanco José Noguera, donde logró varios títulos de liga, de copa y de campeonísimo.

DE FAMILIA ZAPATERA
Recuerda Fernando Battaglia, que su señor padre y toda su familia siempre fueron zapateros, desde sus abuelos italianos, sus padres en Argentina y él, llegó a una ciudad zapatera.
Abrió varias fábricas de calzado como Blasito, Petit, Armix, El Paso, Ambada, así como fábricas de suelas, de químicos, tenerías y también generó infinidad de empleos construyendo casas. Sus empresas son de las que más zapato fabrican en México.
Así que con la partida de don Antonio Battaglia, solamente sobreviven de ese primer equipo del León, Abel Ramírez y Alfonso 'Capi' Montemayor.
Sus restos fueron velados en las capillas Gayosso de Bulevar Francisco Villa y hoy será sepultado, aunque antes, a las 12:00 horas se hará una misa de cuerpo presente. El horario de su sepelio aún estaba pendiente porque su hijo Emilio no se encontraba en el país.

Murió Battaglia


Murió Battaglia, ‘el argentino más leonés’ PDF Imprimir E-mail
León
Escrito por Regina Yépez, Paola Falcón y Francisco Gómez
Domingo, 30 de Octubre de 2011 03:10
Todos sus ancestros fueron zapateros, desde sus abuelos italianos, hasta luego sus padres en la Argentina. Él se consagró primero como futbolista desde su llegada a la ciudad más zapatera de México

Hace 64 años, un gol de Pablo Pérez y otro de Jaime Moncada le dieron al León su primer título en la historia del Club. De aquel equipazo solamente quedaban tres jugadores, pero ayer falleció Antonio Félix Battaglia D'Ascoli. Sobreviven don Alfonso Montemayor y Abel Ramírez, compañeros de don Antonio quien alcanzó para su ciudad adoptiva tres títulos de liga, tres de copa y el primer título de 'Campeonísimo' conquistado por un equipo mexicano. Battaglia fue seleccionado por México en 1952 en el Campeonato Panamericano de Futbol de Chile al lado de figuras como Tomás Balcázar, Antonio Carbajal, el propio Alfonso Montemayor y Alfredo Costa.
Don Antonio nació hace 93 años en Parque Avellaneda, uno de los barrios emblema de Buenos Aires, la capital argentina. Por eso la comunidad deportiva y zapatera leonesa está de luto. 'Es una gran pérdida para la ciudad. Que su ejemplo cunda ahora y que tengamos muchas más personas como él (y como) su propia familia...' declaró -haciéndose eco del duelo sentido en todos los círculos leoneses- el alcalde Ricardo Sheffield Padilla.
Antonio Battaglia llegó a León en 1944 para jugar en el recién creado equipo de futbol. Nacido en la urbe bonaerense el 19 de septiembre de 1918, don Antonio radicó en León desde 1944. Fue 'el León mayor de nuestro Club', dijo apesadumbrado Primo Quiroz Durán, expresidente del Club León, al referirse a don Antonio, quien integró el equipo en su etapa de mayores glorias y que sería luego un poderoso impulsor de la industria del calzado con su Grupo Bambino, fábrica nacida en 1947 y fundada junto con su padre, don Blas Battaglia Orlandi y que luego, con sus hijos Mauricio, Emilio y Fernando, consolidó hasta conformar el parque industrial 'Don Blas Battaglia', que integró las plantas de Calzado Blasito, Petit, Armex, Lady Chanel y Calzado del Paso.
Otro amigo estrecho de don Antonio, el empresario Emilio Cano Barragán, presidente de Concamin, lo recuerda como el hombre que dejó una gran escuela en el campo deportivo y en el de los negocios. Antonio Battaglia D'Ascoli deja una cepa familiar íntegra, formada con su esposa, doña Dolores James, con quien tuvo 6 hijos: Antonio, Mauricio, María Dolores, Lucía, Fernando y Emilio, además de 17 nietos y 14 bisnietos.

Gracias campeonísimo

MILENIO LA AFICION

Gracias campeonísimo (1918-2011)
Se fue uno de los emblemas de la ciudad. Futbolista y zapatero, Antonio Battaglia fue, es y será, pilar de las dos grandes pasiones de los leoneses.

2011-10-30•Futbol Mexicano

Fernando Battaglia, hijo de la leyenda del club León, acomoda la bandera del León.
Fernando Battaglia, hijo de la leyenda del club León, acomoda la bandera del León. Foto: Esaú Esquivel

Antonio Battaglia será eterno. Ayer por la mañana dijo adiós a la vida, pero dio la bienvenida a la eternidad en el deporte leonés.

La ciudad está de luto. A la edad de 93 el argentino naturalizado mexicano falleció ayer a las ocho de la mañana en su casa víctima de un infarto.

La gloria esmeralda llegó a México el 8 de agosto 1944 proveniente del Velez Sarsfield y Boca Juniors para hacer su debut en el balompié azteca el 20 de agosto de 1944 goleando 5 por 2 al Atlante él como zaguero.

Los primeros años se sintió como en casa, en Argentina vivía en una familia de zapateros y llegó al bajío, la capital del calzado.

Un guerrero del campo y de la vida. Siempre fue un gigante. Vivió en León las más grandes alegrías en el fútbol mexicano. Battaglia fue primero en todo.

Formó parte del primer campeonato de los Esmeraldas del León en la historia, 1947. Fue el primer bicampeón 1948 del balompié mexicano, el primer campeonísimo de México en 1946 y el primer jugador nacionalizado mexicano para participar en lo Juegos Panamericanos de Chile 1952.

Battaglia siendo atendido de un corte que sufrió en un juego
Battaglia siendo atendido de un corte que sufrió en un juego

Antonio Battaglia será recordado por siempre. A él le pertenecen muchas de las páginas escritas en los 67 años de vida del Club León. Llegó a la ciudad zapatera a los 26 años, quedó enamorado y decidió ya nunca más marcharse, hasta que la fuerza de la naturaleza se lo llevó al mundo de los inmortales.

De las 5 estrellas en el escudo del León, tres le pertenecen a él, su entrega lo llevó a lograr tres campeonatos con los verdes, acompañado de Eugenio Arenaza; Alfonso Montemayor, Abel Ramírez, Edmundo Manzotti, Marcos Aurelio, Raúl Varela, entre otros.

Antonio Battaglia dijo adiós. Del aquel equipo, el primer campeonísimo del futbol mexicano quedaron solamente dos, Alfonso El Capi Montemayor y Abel Ramírez.

El Capi, su gran amigo, estuvo presente el día de ayer en la misa celebrada en la funeraria donde se encuentra el cuerpo de la figura y gloria verde esmeralda.

Antonio Battaglia.
Antonio Battaglia.

Battaglia falleció a las 8 de la mañana, a las 4 de la tarde su cuerpo llegó una reconocida funeraria de la ciudad y por la tarde noche se efectuó una misa cuerpo presente. Hoy al medio día se realizará otra misa.

En su última morada estuvieron acompañándolo sus todos sus hijos, entre ellos Fernando, Mauricio y Antonio, sólo faltó la presencia de Emilio, el menor, quien se encuentra fuera del país.

Además estuvieron Jorge Davino, Primo Quiroz, Bernardo de la Serna, Constantino Perales, entre otros.

Antonio Battaglia no sólo fue un hombre importante para el deporte de la ciudad, si no también para su economía, fue un importante empresario en el sector calzado.

Se fue como un grande, como un gigante, pero también se fue sin ver al equipo de sus amores en el máximo circuito, al cual alentará desde donde ahora se encuentre.
Julio Saucedo | León

Vivirá con el ejemplo

EL SOL DE LEON

Vivirá con el ejemplo que le dio su padre
Antonio Battaglia James, hijo de la leyenda, utilizará la enseñanza de su padre para seguir adelante.
Foto: Eduardo Maceira / El Sol de León.

El Sol de León
30 de octubre de 2011

Luis Hernández

León, Guanajuato.- "Mi padre ya hizo el mejor juego de su vida, se fue como vino, como un grande"... bien dicen que no hay amor más grande que el que se siente por tus padres, y para Antonio Battaglia James, este amor no se extinguirá jamás.

Con sentimientos encontrados y una expresión serena, el hijo de Don Antonio Battaglia D'Ascoli, Antonio Battaglia James recordó a su padre, su verdadero ejemplo a seguir. "Todos hemos tenido un padre, para mí ha sido un ejemplo en todo, no ha tenido ningún enemigo y se fue como llegó, como gente grande. Si hablara, yo creo que a través de los micrófonos de ustedes le agradecería a la afición y a toda la gente los aplausos que le dieron y las muestras de cariño".

Antonio Battaglia hijo sabe que la situación será complicada, sin embargo, confía en seguir al pie de la letra el mensaje que a lo largo de toda su vida su padre le inculcó, siempre seguir adelante. "Mi padre relacionaba el futbol con el negocio, decía: Así como los entrenadores diseñan un partido nosotros vamos a aplicar el partido a los negocios. Siempre en las juntas planeaba el ataque por el lado izquierdo, por el lado derecho, por el centro o hacer como que te defiendes y luego contragolpear. Esos son consejos que para mí son muy motivantes para seguir en el camino", declaró el empresario leonés.

Battaglia James afirmó que la directiva verdiblanca ya se acercó con él para preparar el homenaje al fallecido ex defensor Esmeralda.

Gracias Campeonísimo

EL SOL DE LEON

Gracias Campeonísimo
Fallece Don Antonio Battaglia D'Ascoli a los 93 años de edad, víctima de un infarto. Foto: Eduardo Maceira / El Sol de León.
Bookmark and Share

El Sol de León
30 de octubre de 2011

Luis Hernández

León, Guanajuato.- Sí, se va una leyenda, sin embargo su legado se queda con nosotros. La mañana de ayer el corazón de Don Antonio Battaglia D'Ascoli decidió que era momento de dejar de latir luego de algunas complicaciones cardiacas. Sin sufrimiento de ningún tipo y rodeado por sus familiares y amigos, el baluarte del Club León, uno de los jugadores más históricos de la institución, dejó de existir en este mundo mortal, no obstante vivirá tatuado en la memoria de cada uno de los aficionados al futbol, un hombre como él es imposible de olvidar.

Aproximadamente a las 8 de la mañana del día de ayer, un infarto al miocardio terminó con la vida de Don Antonio Battaglia D'Ascoli, quien a sus 93 años de edad dio por terminado el partido de su vida.

En una funeraria al sur de la ciudad, familiares y amigos recibieron a Don Antonio Battaglia con una tremenda lluvia de aplausos como sólo un verdadero ídolo los merece. Su esposa Ma. Dolores James de Battaglia, sus hijos, nietos y bisnietos ofrecieron una celebración eucarística en honor al ex defensor verdiblanco que contó con la presencia de Jesús Martínez Murguía, actual Presidente del Club León.

Personalidades tanto deportivas como del medio empresarial y de gobierno se dieron cita en la capilla para rendirle los honores (más que merecidos) al emblema del futbol leonés. Ex jugadores como: Constantino Perales, Jorge Davino y su más entrañable amigo, Don Alfonso "Capi" Montemayor, acompañaron al tres veces campeón del conjunto verdiblanco.

En uno de los momentos más sentimentales de la celebración, Alfonso "Capi" Montemayor, a pesar de sus múltiples operaciones en las piernas que le limitan en su andar, abandonó su lugar para acercarse a su amigo, dio un abrazo al ataúd, secó sus lágrimas y continuó su lluvia de aplausos en honor a su "compadre".

Al centro del lugar, la postal era sublime, el féretro custodiado por su familia, estaba adornado con banderas de Argentina, México y León, sobre las cuales se colocaron las playeras del Vélez Sarsfield, conjunto con el que inició su carrera futbolística. Boca Juniors, con quien militó en 1937 y Atlanta, su última escuadra del futbol sudamericano antes de venir a reforzar al León en 1944.

Cual despedida de campeón como aquellas que gozara en la salida de la ciudad en tres ocasiones a lo largo de su carrera, Don Antonio Battaglia fue llevado a la sala de velación acompañado por el poema de Violeta Parra "Gracias a la vida".

Sí, se va una leyenda, sin embargo su nombre ahora se escribe con letras doradas como aquellas tres estrellas que bordó en el escudo del León. Don Antonio Battaglia D'Ascoli, sinónimo de entrega y perseverancia, sinónimo de liderazgo y fiereza. Antonio Battaglia, sinónimo de leyenda.

Fallece leyenda


Fallece leyenda
REDACCIÓN/staff a.m.
NOTA PUBLICADA: 30/10/2011

León perdió ayer a una de sus leyendas más respetadas, al fallecer Don Antonio Battaglia D’Ascolli. Tenía 93 años.

Símbolo del equipo León que todos añoramos, destacado empresario zapatero, pilar junto con doña Lolita, su esposa, de una familia muy apreciada en la comunidad, don Antonio falleció ayer las 8 de la mañana, víctima de un infarto.

Su nexo con el León fue inquebrantable. En agosto, acudió con la convicción de siempre a la misa de aniversario del equipo.

Siempre expresó su agradecimiento a León y al futbol, su pasión eterna.

“El futbol me ayudó en todo, me abrió muchas puertas; casi no tenía que hacer la lucha para vender, porque me conocían. El futbol me ayudó en todos los aspectos de mi vida”, sostuvo alguna vez.

Se va una leyenda


Se va una leyenda

Símbolo de la comunidad leonesa, a la que se integró hace 67 años, ayer falleció víctima de un infarto Don Antonio Battaglia D’Ascoli.

Nacido en Buenos Aires el 19 de septiembre de 1918, don Antonio fue hijo de Blas Battaglia Orlandi y Lucía D’Ascolli de Battaglia. Tuvo una sola hermana, Nélida.

Aficionado al futbol casi desde la cuna, dejó los estudios para probar suerte en las canchas, a pesar de que su padre le advirtió -según le contó a José Luis Díaz- que “entre miles sale un futbolista”.

Don Antonio fue uno de ellos y brillante. Hijo de socialistas italianos, su padre pespuntador, consiguió ingresar al Vélez Sarfield cuando tenía 12 años y fue el esbozo de lo que sería su vida.

A los 18 años vino a México con su equipo, en giras que duraban 3 ó 4 meses. Luego de jugar en otros equipos, regresó al país. Y llegó a León en 1944.

“Vine contratado por un año, y la verdad León no se me hacía una ciudad muy bonita: había mucha terracería, el agua de repente la cortaban... pero me fui adaptando. Ahora León ha cambiado muchísimo, yo siento que es como París, ha crecido mucho y tiene una sólida infraestructura”, platicó en otra entrevista con Fernando Rosales.

Pilar Ramírez, Sebastián Martínez y Florencio Quiroz, curtidores y directivos del equipo, lo invitaron a jugar aquí. Poco después, también se hizo mexicano. Le platicó a José Luis Díaz:

“El equipo vendía, la gente iba. En el primer partido, en el Estadio Patria, acudieron entre cuatro mil y cinco mil personas. Al segundo, ya había sillas y fue casi el doble. León era beisbolero y en el centro de la cancha había un montículo de arena.

“Del Patria nos fuimos al Estadio Fernández Martínez, que al poco tiempo resultó pequeño y llegamos a La Martinica, que era un estadio regular, donde jugué hasta los 35 años”.

La historia de don Antonio en nuestra ciudad es la del equipo León. A la semana de llegar, jugó en el primer partido de la Fiera en la Primera División. Con el equipo, fue campeón tres veces.

El 20 de agosto, en una de sus últimas apariciones públicas, Battaglia celebró los 67 años del equipo. Los mismos que él cumplía en León.

Llamado para jugar con la Selección Nacional, también se hizo mexicano:

“Me convocaron para los Juegos Panamericanos de Chile, jugando para México. Cuando nos fuimos a despedir del presidente Miguel Alemán, le dijeron que en el grupo íbamos varios jugadores argentinos. Me preguntó si quería ser mexicano y le dije que sí, con mucho gusto”.

Ya entre nosotros, mexicano y en su nueva ciudad, León le dio otro regalo de por vida: su pareja para siempre, doña Dolores James.

“A los pocos meses de haber llegado a León, Lolita le dijo a Abel Ramírez que me quería conocer. Empezamos a platicar y salimos muchas veces. Yo le decía que ella era muy chica, que no perdiera el tiempo conmigo porque pensaba irme al término del año”. Ya nunca se fue.

“Tenía ganas de irme, pero influyeron muchas cosas. A los 15 ó 20 días de estar en León me di cuenta que la ciudad era zapatera, por lo que agarré una valija y me fui a ver a Florencio Quiroz y a Ireneo Durán, para comprarles piel y suela…

“Lolita me enterneció. Primero, porque era una chica bonita. Empezó a hablarme de la tragedia que vivió cuando le mataron a su madre en un viaje a Acapulco. Yo la asociaba mucho con una sobrina que dejé en Argentina, a quien le llevo siete años y ocho meses. Salimos y al final quien se enamoró fui yo”.

Junto con su carrera futbolística, Don Antonio desarrolló el amor por el calzado que le inculcó su padre y que desembocó en la creación de Calzado Blasito.

Su primer negocio comenzó en la calle Obreros, luego se trasladó a la calle Aquiles Serdán y posteriormente al bulevar Adolfo López Mateos, a un lado de las antiguas instalaciones de a.m.

En 1988 Don Antonio recibió el Premio San Crispín de Oro, máximo galardón que otorga la Cámara del Calzado.

Querido y respetado por su trato impecable y su caballerosidad, don Antonio vivió una vejez dilatada y feliz en compañía de doña Lolita y su familia.

Desde ayer es velado en Gayosso de Francisco Villa, donde hoy a las 12 se le despedirá con una misa de cuerpo presente.

Descanse en paz.

Convicciones compartidas

Desde su primera visita a México, las ideas socialistas que don Antonio heredó de sus padres supieron convivir en su alma con la fe, que le llegó en la Basílica de Guadalupe. Contó a José Luis Díaz, para una de las entrevistas de ‘Ellos son’:

“Me hice católico desde la primera vez que vine a México. En el tercer partido que jugamos en la ciudad de México, fuimos a la Villa de Guadalupe, donde todos entraron de rodillas. Pensé que estaban locos y les dije que se iban a romper las rodillas. Jugábamos contra el América.

“Seguí caminando y entré a la basílica. Al ver a la Virgen de Guadalupe, no sé por qué pero al poco rato estaba arrodillado también. La imagen me recordó mucho a mi madre, a quien quise mucho. Después tomé cursos de cristiandad para conocer la religión. Adoro a la Virgen de Guadalupe, quien me inspiró a ser católico. Desde luego, mi madre era católica. Cuando yo jugaba, ella se iba a la iglesia a pedir que me fuera bien…”.

¿Usted cree en el socialismo aplicado a la producción?

Creo en algunas ideas del socialismo: procuro que el obrero sea respetado, que trabaje ocho horas, que tenga los medios necesarios para vivir decentemente, porque no hay derecho de que unos malgasten el dinero y otros no tengan ni para llevar comida a su casa. Pasamos por la vida todos iguales; la vida es prestada”.

Antonio Battaglia: triunfador y caballero

Los grandes personajes no mueren, siempre sobrevivirán al tiempo, como don Antonio Battaglia, uno de los ídolos más grandes de los Panzas Cerdes de León.

El logro más grande de Antonio Battaglia fue convertirse en un triunfador dentro y fuera de la cancha, hasta el día que abandonó este mundo para convertirse en leyenda.

Sonriente siempre, amante de cantar tango los domingos con su amigo y compatriota Jorge Davino, portando debajo de su ropa la playera del León y como excelente padre y amigo fue recordado dos Antonio en su última despedida.

Ayer por la mañana León amaneció con la noticia de que uno de sus hijos predilectos, Antonio Battaglia, integrante de aquel León primer campeonísimo del futbol mexicano y empresario exitoso, falleció de un ataque al corazón a las 8 de la mañana.

De inmediato las redes sociales se desbordaron con mensajes de apoyo a la esposa de don Antonio, doña Lolita James, y a sus hijos Antonio, Mauricio, Fernando, Emilio, María Dolores y Lucía Eugenia.

Alrededor de las 4 de la tarde el cuerpo de dos Antonio llegó a la funeraria Gayosso de Francisco Villa, allí lo esperaban sus hijos, sus 17 nietos y 14 bisnietos; el único ausente era su hijo menor, Emilio, quien se encontraba de viaje y sus hermanos no habían podido localizarlo.

El primer ex esmeralda en llegar fue Jorge Davino, uno de sus amigos más entrañables. Se veía notablemente conmovido aunque sereno, con la mirada perdida; en algunos momentos se acercó al ataúd de su amigo, con quien cantaba los domingos en su restaurante mientras recordaban su distante Argentina, y dejó rodar algunas lágrimas.

“El Capi” Alfonso Montemayor, uno de los dos sobrevivientes de aquel equipo legendario y amigo de don Antonio (con quien se había reunido hace algunos meses para compartir recuerdos) con pasos lentos se acercó al lugar donde uno de sus “hermanos” descansaba y no pudo contener las lágrimas mientras se abrazaba con Mauricio Battaglia.

Fernando, otro de los hijos del caballero de la cancha, llegó acompañado por su hija, en sus manos llevaba las banderas de los equipos en los que formó su historia de triunfo.

Boca Juniors, Atlanta de Argentina y sus dos amores más grandes futbolísticamente hablando: Vélez y León, que representaría además su casa y la ciudad donde viviría hasta el último momento.

Integrantes de la porra “Los de Arriba” llegaron a la capilla de velación y colocaron una bufanda, con las condolencias de toda la porra; abrazaron a los familiares y salieron en silencio.

El doctor Primo Quiroz llegó abatido por el fallecimiento de su gran amigo, igual que otros personajes de la vida empresarial de León.

Pablo Martínez, Lalo Mendiola, el doctor Andrade, Fito Pons, Joaquín Yamín, José Luis Díaz del Castillo y Fabricio Torres del Valle fueron algunos de los que acudieron a despedir a don Antonio.

También estuvieron familiares de quienes compartieron con él la cancha, como Varela, Alfredo Costa, Rodolfo Moncada y Abel Ramírez.

Y en representación de su generación llegaron Constantino Perales y Alfonso Montemayor.

A las 6:30 de la tarde se llevó a cabo la misa de cuerpo presente, a la que acudió el presidente del Club León, Jesús Martínez Murguía.

Cuando la ceremonia concluía los hijos y los nietos de don Antonio rodearon el ataúd, se fundieron en un abrazo y se despidieron, mientras de fondo sonaba la canción “Gracias a la vida”.

Los familiares recordaron a don Antonio Battaglia como un gran hombre que será un ejemplo para todos, admirado por todos cuantos lo conocieron.

Lo despiden con misa en Gayosso

La última despedida para uno de los más grandes jugadores que ha tenido León, don Antonio Battaglia, quien fallecido a los 93 años la mañana de ayer, se llevará a cabo hoy al mediodía.

Los aficionados del glorioso equipo campeón de la década de los 40 podrán despedirse del ídolo en una ceremonia religiosa en la funeraria Gayosso del bulevar Francisco Villa, caerca de Torres Landa.

Se espera que después de la misa los restos de don Antonio sean depositados en el panteón San Sebastián, en una capilla donde descansan sus padres y algunos familiares, aunque según anunció la familia, podría haber cambios, depende de que el menor de sus hijos, Emilio, regrese de un viaje.

Fernando Battaglia, hijo del gran jugador argentino, agradeció el apoyo de los aficionados que sabe que donde quiera que estén, lo acompañan en su dolor y en el de sus hermanos.

“Les agradezco a las personas que han venido y que vayan a venir”, dijo.

‘Pierde el Club León una de sus glorias’

Como un inmortal definió el cronista deportivo Blas Barajas Flores a don Antonio Battaglia, fallecido ayer, mientras recordaba aquellas tardes en las que narró sus brillantes actuaciones vistiendo la camiseta esmeralda.

“Es muy lamentable de verdad porque hay personas que no deberían morir, una de ellas es Antonio Battaglia que nos dejó tantos recuerdos, tantas tardes de triunfos, de gloria, siempre luciendo su figura caballerosa”, comentó.

“Siempre como un verdadero ejemplo dentro y fuera de la cancha, realmente es un hombre fuera de serie en lo que se refiere a su condición no solamente de futbolista, sino como hombre de empresa”, agregó.

Con la voz quebrada por las imágenes mentales que recorrían su memoria, el periodista y amigo de don Antonio, compartió cómo fueron aquellos días gloriosos en los que se convirtió en uno de los mejores extranjeros que hayan jugado en León.

“Era un jugador excepcional, era un bastión de la defensa del equipo León y siempre puso su corazón en cada una de sus actuaciones, lo recordamos muy bien con su boina blanca luchando a brazo partido por obtener triunfos”, aseguró.

Para Blas Barajas la pérdida no solamente afecta al deporte, sino a todos los rubros por ser don Antonio, dijo, un personaje que también incursionó como empresario.

“León pierde a un gran hombre, una persona como él es difícil de encontrar en algún futbolista, lo siento verdaderamente, siempre fue un amigo para mí, siempre me trató con respeto, lamento mucho su muerte y la va a lamentar todo mundo, sobre todo quienes lo vimos jugar”, señaló entristecido.

“Battaglia siempre fue ídolo de la gente en sus tiempos, en sus primeros años con el León, uno de los mayores, para mí fue un jugador que no ha tenido símil en ningún otro, siempre lo consideré un jugador que debería estar actuando en equipos de Europa, pero siempre quiso quedarse en León y, caray, yo sí lo lamento mucho”, agregó.

Barajas refirió que un jugador tan grande para los Verdes merece homenajes por parte del Club León y de la directiva; “además es muy triste que no viera al equipo de sus amores en la Primera División de nuevo”, lamentó.

Lamentan Esmeraldas su partida

La noticia del fallecimiento de una de las leyendas del Club León conmovió a jugadores y cuerpo técnico que recién llegaban del viaje de Tamaulipas, en el que primero realizaron una escala en el Distrito Federal.

Pedro Muñoz y su auxiliar Sergio Martínez se sorprendieron con la noticia, ya que la cercanía con la familia Battaglia se incrementó por el trabajo que ambos realizaron en fuerzas básicas con Fernando Battaglia, nieto de don Antonio.

“Me vengo enterando apenas, pero le mandamos un saludo a su familia, mi más sentido pésame; fue un señor muy importante en la región y en el equipo por mucho tiempo, tuvo descendencia muy reconocida también, ahí está su hijo y ahora su nieto en fuerzas básicas”, comentó Muñoz.

“En este momento me agarran un poco desubicado porque apenas estoy asimilando la noticia, pero en la semana seguramente platicaremos con la directiva para ver qué podemos hacer en su honor”, agregó.

El capitán del cuadro verde, Alejandro Corona, reiteró las condolencias hacia la familia y dijo esperan pronto hacerle un merecido homenaje regresando el equipo al máximo circuito.

“La verdad no lo sabíamos, venimos llegando de Tampico, no estábamos enterados de esa noticia y qué podemos decir, en estos momentos es difícil poder decir algunas palabras, pero le deseamos mucha resignación a su familia”, expresó.

“La próxima semana seguramente se hará un minuto de aplausos, esperamos que se le pueda dedicar el juego; es una persona que quiso mucho al equipo, seguramente él desde arriba estará apoyando al León y deseando que el equipo esté en donde merece estar”, añadió.

Óscar Mascorro se enteró de la noticia a través de las redes sociales, donde desde temprano comenzaron a hacerse presentes las palabras de apoyo a la familia Battaglia.

“Leímos a través de Twitter de lo sucedido, es lamentable y doloroso recibir ese tipo de noticias, más porque es una persona que formó parte de una institución y que fue pieza importante de este plantel; conocemos poco de la historia, pero sí sabemos lo que realizó acá, por eso siempre va a ser doloroso, estamos con la familia; siempre son momentos difíciles, pero el apoyo está para todos ellos”, aseguró.

Recuerdan a su amigo

‘Estará su recuerdo conmigo’

Enterarse de la muerte de don Antonio Battaglia D’Ascoli deja a Alfonso Montemayor con la esperanza de llevar el recuerdo de don “Toño” siempre consigo por la amistad y vínculo que existió entre dos íconos del Club León.

“Espero que su recuerdo esté siempre conmigo; yo lo recordaré de la mejor manera posible que hay para recordar. Siempre estará su recuerdo conmigo”, aseguró Montemayor, para quien Battaglia fue como un hermano.

Don Alfonso, quien la semana pasada hizo una visita a casa de su amigo para saludarlo y ver cómo se encontraba de salud, se sintió triste luego de haberlo visto por última vez.

“La semana pasada estuve con él y lo vi bien, dentro de lo que cabe; hablando lento y más sentimental”, dijo “El Capi” con nostalgia.

Asimilar la pérdida de un amigo de casi toda la vida será complicado para Montemayor porque la relación que llevó con don Antonio fue muy buena y no sólo dentro de la cancha.

“Es difícil por los 67 años que nos conocimos; siempre nos llevamos bien dentro y fuera de la cancha”, recordó otro de los fundadores del equipo esmeralda.

Don Alfonso relató que Battaglia siempre sintió un amor especial por la ciudad y por México.

“Comentaba que era argentino de nacimiento, pero mexicano y leonés de corazón; siempre tenía palabras buenas para León”, confesó.

Montemayor se queda con una muy buena imagen de Battaglia, de quien tiene puros buenos recuerdos.

“Todo de él era muy bueno; como jugador, como padre, como esposo y como amigo”, finalizó don Alfonso.

‘Se fue un gran hombre’

Jorge “Tarzán” Davino recordó a Antonio Battaglia como un ejemplo para todos los jugadores argentinos y como un gran amigo, al cual sin duda alguna extrañará.

“Se fue un gran hombre, se fue un ejemplo de mucha gente, más de nosotros los argentinos, un señor enamorado de la ciudad de León, del equipo y lo único que se perdió por ahora fue ver al León en Primera, pero seguramente que lo verá desde el cielo”, dijo.

“Siempre fue una persona muy feliz, muy alegre, muy enamorado de la ciudad donde triunfó futbolísticamente hablando, como empresario y ejemplo para todos nosotros los paisanos”, agregó.

Battaglia fue parte de aquel grupo de legendarios argentinos que hicieron historia con la playera esmeralda y que además les abrió las puertas a más jugadores que escribieron páginas brillantes en la historia del León, entre ellos el mismo Davino.

“Marcos Aurelio, él (Antonio Battaglia), Óscar Nova y después los jugadores de acá nos abrieron las puertas a los jugadores argentinos”, aseguró.

Los recuerdos de vivencias fuera del futbol, momentos muy personales que vivió Jorge Davino al lado del señor Battaglia como él mismo lo definió, provocaron de inmediato la nostalgia.

“Recuerdo lo del tango, los domingos que venía al restaurante, cantábamos ahí, le encantaba cantar tango y así entre los dos, la pasábamos bien, lo voy a extrañar mucho”, recordó.

“A él la gente lo va a recordar como lo que fue, un señor, no mucha gente se le puede decir así, yo creo que Don Toño era uno”, aseveró.

Los homenajes para el señor Battaglia deberían ser una obligación por todo lo que le dio al club esmeralda, será decisión de los directivos hacerlos o no; sin embargo en Argentina ya tienen algo preparado, con su otro amor futbolístico, el Vélez, club en el cual se formó.

“Eso depende de la gente, lo que pasa es que los dueños del León siempre son gente de fuera y a lo mejor no saben mucho del sentimiento, el cariño y el afecto que tienen estos ex jugadores del León”, comentó.

“Ya se dio la noticia allá en Argentina, en Vélez, si Dios quiere el mes que viene vamos a ir allá, también algunos familiares, vamos a hacer una misa, que lo recuerden, porque a la gente que se ha portado tan bien la tienen que recordar”, finalizó Davino.

‘Se va el gran león de la defensa’

La muerte de don Antonio Battaglia es la pérdida de un hombre excepcional que enluta no sólo al futbol sino a toda la ciudad, consideró Primo Quiroz, ex directivo del Club León.

“Una gran pérdida, pero una gran pérdida no sólo para el Club León sino para la ciudad de León. Para el Club León porque se va un fundador, se va el gran león de la defensa, una gran persona, un gran empresario en León, que la ciudad va a echar de menos”, aseguró el ex presidente de “la Fiera”.

Consideró que se le extrañará por haber sido ejemplar en lo personal y profesional, y resaltó el amor que sentía por México y por León.

“Como persona y como empresario. He dicho que es un argentino de nacimiento, mexicano de adopción porque formó parte de la Selección Mexicana en el 52, en el Panamericano, pero un leonés de corazón”.

Quiroz dijo que recordará a don Antonio como “un gran señor, un gran león”, y se dijo feliz por el tiempo y las experiencias que compartieron.

“Yo fui su mascota, me siento muy orgulloso de haber estado con él siempre, me brindó una gran amistad, a mi familia… una gran pérdida”.

También ahondó en el trabajo que hizo por León, por la importancia que tenía esta ciudad para él.

“No nada más fue un gran ex jugador, un gran hombre y un gran empresario. Él siempre pensó en la industria del calzado, siempre pensó en León”, finalizó el doctor Quiroz.

Entristece a ‘La Tota’


Entristece fallecimiento a ‘La Tota’

El fallecimiento de don Antonio Battaglia D’Ascoli entristeció a don Antonio “La Tota” Carbajal, quien por varios años compartió cancha con uno de los fundadores del equipo León.

“Es una pérdida lamentable, fue un gran amigo que dejó huella como jugador, compañero y amigo. Es gente que merece reconocimiento por su cariño, por haber sido un buen esposo y padre. Esta situación se merece todo eso y mucho más”, aseguró el ex portero.

Carbajal Rodríguez comentó que don Antonio fue un gran ser humano que se ganó el cariño de todo León.

“Cuando una persona es querida se merece todo; a él se le admiró y respetó. Es lamentable y duele porque era un compañero y amigo dentro y fuera de la cancha; se ganó el respeto y cariño de todos”, señaló el cinco veces portero mundialista.

“Siempre lo recordaré con mucho cariño, mucho respeto y mucha admiración, como un hombre reconocido por mucha gente”.

‘La Tota’ Carbajal recordó que era simpático y ocurrente.

En sus propias palabras

Entrevistado por José Luis Díaz para la serie ‘Ellos son’, don Antonio Battaglia D´Ascoli habló de sus orígenes, su pasión por el futbol, su llegada a México, sus convicciones. Reproducimos algunas de aquellas ideas.

¿En qué momento se da cuenta que puede ser futbolista profesional?

No lo sé. Dios me ayudó. En ese tiempo yo no era católico. Mis padres llegaron de Italia y eran socialistas. Yo tenía fe, y cuando tienes fe siempre hay un boletito a tu favor. Tanto insistí que mi padre me llevó al Vélez Sarsfield cuando tenía 12 años; me probé y debuté en la sexta división. Fui subiendo hasta llegar a la tercera especial cuando tenía 15 años. La tercera especial es el preliminar de la primera división y se juega en la misma cancha, antes de cada partido, con lo cual el muchacho se acostumbra al público.

Recuerdo que tendría menos de 18 años cuando se lastimó Forrester, un defensa extraordinario a quien admiraba, y entré a jugar. Así es la vida. Se lastima él, entro yo y no me sacarían ya más.

Cuando tenía 18 años vine a México con el Vélez, en una gira que duró entre tres y cuatro meses. Veníamos en barco; el viaje duraba 20 días de ida y 20 de vuelta. No había aviación. Era 1938. Entonces se hacía un panamericano mundial que ganamos ante equipos de Estados Unidos, México y Centroamérica. Muchos no teníamos ni 18 años y fuimos campeones.

Seguí jugando en Vélez hasta los años 40; luego entré al Boca Juniors, que me compró por 20 mil pesos, pero ahí no tuve éxito, pura mala suerte. Al año terminó mi contrato y no me lo renovaron. Seguí en otro equipo, Atlanta, de media tabla, donde me sentí mejor, con menos exigencias. Entonces recibía 11 mil pesos por mes y ocho mil pesos por año.

Se retiró mi equipo de la FIFA y quedamos sin registro, pero en esa época podíamos venir a México sin pase, sin nada. Entonces vinimos más de 100 jugadores argentinos.

¿Quién lo invitó a jugar al León?

Pilar Ramírez, Sebastián Martínez y Florencio Quiroz, quienes eran curtidores y directivos del equipo. El equipo vendía, la gente iba. En el primer partido, en el estadio Patria, acudieron entre cuatro mil y cinco mil personas. Al segundo, ya había sillas y fue casi el doble. León era beisbolero y en el centro de la cancha había un montículo de arena.

Del Patria nos fuimos al estadio Fernández Martínez, que al poco tiempo resultó pequeño y llegamos a La Martinica, que era un estadio regular, donde jugué hasta los 35 años.

Me convocaron para los Juegos Panamericanos de Chile, jugando para México. Cuando nos fuimos a despedir del presidente Miguel Alemán, le dijeron que en el grupo íbamos varios jugadores argentinos.

Me preguntó si quería ser mexicano y le dije que sí, con mucho gusto. A mí me convenía porque ya tenía tres hijos y un negocio.

Fue un honor ir a Chile representando a México. Yo ya tenía mi negocio y una hija de tres o cuatro meses. Aparecí en la portada del Esto con mi señora y con mi hija. A los 35 años dejé de jugar. Me hicieron despedidas en México, en León, en Guadalajara, pero yo ya no jugaba.

¿Por qué se retiró?

Me costaba mucho trabajo hacer ejercicio, además de que ya era tiempo. Treinta y cinco años son muchos para un futbolista y para ese tiempo ya tenía dos fábricas: Blasito y Petit, aunque había cometido un gran error: no meter la comercialización.

¿Cómo recuerda al señor

Quiroz?

Un hombre extraordinario, metido en el fútbol y con un enorme cariño al equipo. El León fue muy beneficiado por él, por Ireneo Durán y por Sebastián Martínez, mi padrino y en ese tiempo presidente municipal.

En ese entonces nos mandaron a una pensión, pero yo me fui al Hotel México, sin permiso, y me emborraché dos o tres días seguidos. No sabía tomar, era un muchacho. Todavía no jugábamos. Sebastián Martínez me mandó buscar y habló conmigo: me dijo que tenía que cumplir porque me habían mandado dinero. Le dije que no quería gastar, que quería ahorrar. Me recomendó con un hermano y así no gasté un centavo.

Agradezco mucho a Dios que no fui a la capital, porque León me dio todo lo que quería. León fue mi vida: encontré el amor que quería, se me dieron los negocios fácilmente. Tengo seis hijos, 17 nietos y cuatro bisnietos. En Argentina sólo hubiera podido tener uno o dos hijos, no más.

¿Qué me platicaría de Pilar Ramírez?

Un hombre bueno, que quería dar todo lo que podía. Guardo un recuerdo imborrable de él, porque fue exitoso en su negocio y supo administrar su dinero. Llegaba la quincena y pagaba. Él y Fito Pons nos daban centenarios cuando ganábamos. Yo jamás había visto monedas de oro en mi vida… Por cada hijo que tuve me regalaron uno. Con eso compré mi primer coche, a los 36 años, un Mercury, que me llevó un curtidor amigo mío.

Cuando me casé, mi suegro, don Emilio, me invitó a trabajar con él. Le dije que me dejara hacerlo solo. Sabía que me iba a ir bien, porque conocía de zapatos. Empecé en un cuarto en la calle Obreros, que fuimos agrandando; nos cambiamos a la calle 16 de septiembre y luego compré un terreno de 30 mil metros. Primero puse el negocio y luego la cancha de tenis, piscina y vestidores con un préstamo que pagué en año y medio. Así es la vida cuando Dios te quiere ayudar un poquito.

Por cierto debo decir que discuto muchas veces con mi señora acerca de cosas religiosas, porque no creo en el infierno ni en el diablo. Tengo un oratorio dedicado a la virgen de Guadalupe, al que voy todas las mañanas, en pago por los 24 años en que no pisé una iglesia.

¿Qué aconsejaría a

los futbolistas de hoy?

Estoy de acuerdo en que ganen bien, es correcto, pero que se arriesguen, que jueguen como debe ser, que no se tiren al suelo a ver si sacan una tarjeta. ¿Qué es eso? Quieren impresionar al árbitro y que saque a un jugador. Por cualquier cosita sacan las tarjetas. Si eres un bruto, se hace un acto de justicia…

Preparan homenaje


Preparan homenaje

La directiva de los Esmeraldas de León está de luto por la pérdida de un ídolo como Antonio Battaglia, y en unos días dará a conocer cómo se le homenajeará, aseguró el presidente del Club León, Jesús Martínez Murguía.

“Yo tengo una relación importante con los nietos, y don Antonio lo que es para el León, estuvo 10 años aquí, estamos muy agradecidos, dando las condolencias a su familia y de parte del Club León y el futbol mexicano estamos de luto y no queda más que unirnos todos para apoyar a la familia”, dijo Martínez.

Aunque no se tiene definido cuáles serán los homenajes para recordar al ex jugador argentino, el presidente esmeralda aseguró que se llevarán a cabo.

Dijo que guardan un gran respeto y admiración a don Antonio que se complementan con el agradecimiento que tiene la institución por los tres campeonatos que consiguió en los años dorados del León.

“Por supuesto que haremos algo dentro de la semana y para el próximo partido, no solamente para el próximo, por todo lo que ha hecho por este equipo a nombre del club estamos muy agradecidos y estamos todos de luto, vamos a homenajearlo como se debe y ya veremos esta semana que hacemos”, expresó.

Aunque don Antonio no alcanzó a ver el regreso del equipo de sus amores a la Primera División, Jesús Martínez aseguró que junto a la directiva trabaja para que el sueño del argentino se vuelva realidad.

“Yo sabía que quería ver al equipo en la Primera División, en eso estamos por supuesto y primero Dios estará desde arriba apoyándonos ahora, así es como toca”, finalizó.

sábado, 29 de octubre de 2011

Dan el último adiós

MILENIO

Dan el último adiós a Battaglia
Deportes • 29 Octubre 2011 - 9:34pm — Francisco Vela / Julio Saucedo

No sólo el club León está de luto, también la ciudad; jugador y empresario destacado que dejó huella en las dos pasiones de este municipio


FOTO: Esaú Esquivel. Aficionados del León también se dieron cita para dar el último a Dios a Antonio Battaglia
previa siguiente

León, Gto. • El ultimo adiós a un grande. Familiares, amigos y gente afín al club León, se reúnen en estos momentos en la casa funeraria Gayosso del boulevard Francisco Villa para acompañar en su última morada al que fuera y será uno de los pilares más grandes de la historia del club León: Antonio Battaglia D´ascoli.

El argentino naturalizado mexicano desde 1952 falleció hoy en su casa a las 8 de la mañana víctima de un súbito infarto al corazón.

El silbatazo final le llegó en el tiempo compensación, a la edad de 93 años, tres minutos más de alargue. Nunca dejó de entregarse, tanto en la cancha como en la vida y hasta el último instante dribló a sus afecciones de salud como rivales en el terreno de juego.

Los restos de Antonio Batagglia están en esta casa funeraria desde las cuatro de la tarde. En punto de las seis se efectuó una misa de cuerpo presente.

Mañana se oficiará otra misa en el mismo lugar al medio día.

Jesús Martínez Murguía, presidente del club León; Jorge Davino, ex futbolista del León; Primo Quiroz, ex presidente del equipo; Alfonso el Capi Montemayor, compañero de Battaglia en el León; estuvieron presentes en las primeras del velorio.

El mismo presidente del equipo León señaló que habrá un sentido homenaje previo al próximo juego del León ante Dorados el próximo sábado.

El luto no sólo es en lo deportivo, la ciudad está de luto también. La actividad madre de la economía en la entidad perdió a uno de sus ilustres integrantes. Antonio Battaglia fundó la zapatería Blasito y fue miembro activo de ese sector en esta León.

A su funeral también ha asistido gente del sector calzado de esta ciudad.

Murió Antonio Battaglia

MILENIO

Murió Antonio Battaglia
Locales • 29 Octubre 2011 - 12:49pm — Francisco Vela

El ex jugador y gloria del equipo León falleció hoy alrededor de las 8 de la mañana

ANTONIO BATTAGLIA, FALLECIÓ HOY A LA EDAD DE 93 AÑOS. FOTO: ESPECIAL
previa siguiente

León, Gto.- • Murió Antonio Battaglia, jugador de origen argentino que militó en el primer equipo de León que debutó en el futbol mexicano profesional. Él junto con Alfredo Acosta, fueron los primeros jugadores naturalizados que jugaron con la Selección Mexicana, en los Juegos Panamericanos de Chile 1952.

Hoy, aproximadamente a las 8 de la mañana, falleció, se especula, no se ha podido confirmar, de un paro cardiaco a la edad de 93 años.

Cumplió los noventa minutos del partido de su vida y en los últimos tres del alargue dejó de estar entre nosotros.

En 1944, junto con él llegaron procedentes de Argentina: Marcos Aurelio, Ángel Fernández y Miguel Rugilo. Con ellos comenzó la mejor época del equipo León, la del campeonísimo.

Don Antonio Battaglia jugó en Argentina con Velez Sarsfield, Boca Junior y el Atlanta; en México sólo lo hizo para el León y con la Selección Mexicana de Fútbol.

Además de futbolista exitoso y reconocida figura del balompié local y nacional, fue fundador de la empresa de calzado Blasito, nombrada así por él, en honor a su padre Blas Battaglia.

Descanse en Paz, Antonio Battaglia Dáscolli.

Deja la ir victoria


Deja la 'Fiera' ir victoria
Los 'Verdes' siguen sin tener peso en los juegos y se les escapó la victoria. Foto:

El Sol de León
29 de octubre de 2011


Jesse Villalpando Zamora

Altamira, Tamps.- Como fiel calca de encuentros anteriores, este León simple y sencillamente no sabe ganar.

Los Verdes tuvieron las opciones, el control del juego, se adelantaron en el marcador y al final, Altamira con muy poco futbol fue capaz de alcanzar en el marcador y dejar el 1-1 en juego correspondiente a la fecha 13 en la Liga de Ascenso.

León se adelantaría con anotación del brasileño naturalizado mexicano Éder Pacheco al minuto 27, mientras que ya en la segunda parte del cotejo llegaría Rubén García al 65´para poner cifras definitivas.

Por obligación y convicción el estratega Verdiblanco, Pedro Muñoz, tuvo que hacer modificaciones en cada una de las líneas, dando así ingreso al meta Edgar Hernández por Alfonso Blanco y en la central Fernando Salazar cubrió el hueco que dejó por suspensión Ignacio González.

De medio campo hacia adelante Julio Ceja y Lorenzo Ramírez fueron de inicio, al igual que Éder Pacheco regresó a la titularidad por lo que el juvenil Éder Cruz tuvo que regresar al banquillo.

Altamira tuvo un buen arranque de partido, controlando las acciones y manteniendo la posesión del esférico en el campo leonés, esto a pesar de que Mario García Covalles también tuvo que modificar su cuadro ante la ausencia de Jesús Otero.

En el minuto 12 Altamira tuvo su aproximación luego de que Jorge Collazo dejara la pelota al ingreso al área de Ismael Valadez que ante el achique de Edgar Hernández alcanzó a meter disparo que se fue cruzado de la cabaña leonesa.

Los Esmeraldas cedieron el medio campo y jugaron al contragolpe buscando la velocidad por los costados de Julián Benítez y Julio Ceja, mientras que los tamaulipecos fueron al frente con Hugo Sifuentes y un Jorge Collazo que no dejó de inquietar a la zaga Verdiblanca.

Y cuando Altamira tenía el partido hasta cierto punto controlado, León aprovechó una jugada a balón parado en servicio de esquina por izquierda que cobró Lorenzo Ramírez y en el área chica se levantó Éder Pacheco para rematar con la testa y mandar a guardar la pelota en el arco de García para el 0-1 al 27´de la parte inicial.

Con el tanto en contra Altamira no terminó por despertar, de tal manera que León inclinó la cancha e incluso tuvo un par de opciones antes del medio tiempo para colocar el segundo tanto.

Primero "El Pollo" Salazar remató de cabeza y en dos tiempos controló García, enseguida, Éder Pacheco se encontró con el balón dentro del área pero no pudo contactar de buena manera haciendo cimbrar el travesaño.

CON MUY POCO, ALTAMIRA IGUALÓ

Para el inicio del complemento ambas escuadras tuvieron que cambiar y es que León refrescó su medio campo con "El Chapo" Luis Montes, en tanto que Altamira agregó un hombre más a la ofensiva con la entrada de Jorge Rodríguez.

Los primeros minutos de la segunda mitad tuvieron la disputa del balón en la media cancha, poca profundidad y claridad de parte de León y Altamira, sin embargo, el conjunto leonés tocó a la puerta de Eduardo García con un disparo de tres dedos que se fue desviado.

Antes de cumplidos los diez minutos García Covalles mandó al terreno de juego a Erick Palafox, con lo que Altamira adelantó sus líneas en su obligación por ir a rescatar el resultado en su patio.

Corría el minuto 63 cuando Ismael Valadez bajó de pecho con maestría la pelota en el área y de media tijera remató por encima del travesaño de Edgar Hernández en una jugada en la cual confundieron marcas Óscar Mascorro y Fernando Salazar.

Sin hacer muchos meritos por alcanzar al León en el marcador, Altamira se encontró con una jugada fortuita para igualar 1-1 los cartones al 65´ de tiempo corrido cuando Rubén García empujó la pelota a las redes tras una serie de rebotes en el área y previo a un mal rechace a segundo poste de Mario Ruiz.

Ya con el empate conseguido Altamira se lanzó hacia el frente para buscar el gol que le diera los tres puntos, asfixiando al León desde la salida y buscando tener profundidad por el costado de la derecha con Pablo Mascareñas.

Pese a que los altamirenses tuvieron la mayor parte del tiempo la pelota en sus pies, hacia los minutos finales del cotejo no pudieron reflejar su dominio en el marcador, por lo que a medio gas, León buscó una reacción timorata.

Sebastián Maz tuvo las opciones para darle la victoria a los Verdes ya que al 76´entregó su disparo de pierna derecha a Eduardo García y a cinco del final, el charrúa remató de cabeza en el área pero nuevamente García se quedó con el esférico.

Oootro empate


Oootro empate de la Fiera
REDACCIÓN
NOTA PUBLICADA: 29/10/2011

León es rey de los empates. Ayer no supo ganar y sumó el octavo en la temporada frente al conjunto de Altamira, con lo que llega a las 20 unidades, que por lo menos en esta fecha le garantizan su permanencia en zona de calificación.

Y es que aunque tendrán que esperar el final de la jornada para ver cómo queda definida la clasificación, nadie lo sacará del grupo de los primeros siete.

Los dirigidos por Pedro Muñoz respetaron de más a un rival netamente defensivo, que pese a estar urgido por sumar y ser local, propuso poco.

Mario García quiso jugarle al León a contragolpes. Poco le funcionó con un Ismael Valadez que desperdició en el arranque una de las más claras para los Estudiantes, tras un mano a mano con Édgar Hernández.

Apenas al minuto 11, el ex jugador de los verdes se anticipó bien a la zaga verdiblanca, quedando franco a la portería. El guardameta leonés aguantó bien a Valadez y así evitó el daño.

El esfuerzo en solitario del delantero tamaulipeco quedó atrás, con un equipo que se dedicó a esperar y a cederle la iniciativa a los de Muñoz que llegaron con varios cambios en el cuadro titular.

Lorenzo Ramírez por fin vio actividad desde el arranque junto a Julio Ceja, quienes trataron de imprimir velocidad y dinamismo por las bandas.

Y fue precisamente desde los botines de Ramírez, donde comenzó a orquestarse la ventaja de la Fiera.

Tras un servicio de esquina por parte de ‘Lencho’, Éder Pacheco se levantó para conectar un testazo, que se incrustó al fondo de la meta de Altamira.

El juego se volvió totalmente verdiblanco. León manejó los ritmos del partido, encontrando a seis minutos del final otra jugada a balón parado, que Pacheco nuevamente conectó para estrellarlo esta vez en el travesaño.

pBajan la guardia

La parte complementaria se convirtió nuevamente en la pesadilla de los Verdes. Mario García fue el primero en modificar y poco a poco comenzó a quitarle el balón a un León que perdonó en demasía al definir.

Y es que llegaron Julio Ceja, Pacheco y Sebastián Maz hasta el área rival, sin mandar el balón nuevamente al fondo.

En contraparte, Pablo Mascareñas tomó mayor fuerza por el sector derecho de Altamira y aunque la mayoría de sus servicios fueron sin dirección, luego encontró la jugada que le daría el tanto de la igualada.

Tras el cobro del servicio de esquina a segundo poste, la defensa no logró despejar el esférico con el que al minuto 65, Rubén García empató.

En lo que prácticamente fue la última jugada del juego, Pacheco volvió a encontrar otra opción clara, entrando por el centro al área enemiga, hasta encarar al arquero, pero su tiro se fue al costado derecho del marco.

León Empato

CORREO DE GTO

Altamira y León Empataron a Uno
Por FEMEXFUT / TAMAULIPAS Octubre 28, 2011
Tamaño de letra:
Los Estudiantes de Altamira rescataron el empate en casa tras ir cayendo uno a cero con los Panzas Verdes de León y terminar igualando a uno en duelo de la Jornada 13 en la Liga de Ascenso.


Los primeros 15 minutos el dominio fue de los Esmeraldas de León, el conjunto del Bajío llegaba por las bandas y metía centros al área local sin que ningún jugador alcanzara a rematar.

Poco a poco los estudiantes buscaron emparejar el trámite del partido, pero los verdes estaban bien parados sobre el terreno de juego y no prestaban la redonda a los tamaulipecos.

Fue al minuto 27 que el dominio verde se reflejó en la pizarra, un centro desde la esquina de Lorenzo Ramírez fue cabeceado por Eder Pacheco y la redonda cimbró la red de los de casa para el uno a cero de León.

Los Panzas Verdes seguían encima de los estudiantes, el gol les había dado confianza y al 33’ casi clavan el segundo con testarazo de Alejandro Corona que se quedó en las manos del portero de Altamira, Eduardo García.

Eder Pacheco le pegó a una pelota al 38’ que salió fuerte a la valla de García Horta; el guardameta de los Estudiantes mostró seguridad de manos al controlar el obús con propiedad.

El mismo Pacheco se encontró con un balón que se le pasó a la zaga de los Estudiantes y martilló con la testa al 39’, la de gajos se reventó en el larguero y el segundo de León no quería llegar en la noche de Altamira.

En la segunda mitad el juego inicio de ida y vuelta; Altamira buscando el empate más con ganas que con ideas, León encontrando espacios que trataba de aprovechar con latigazos veloces.

Altamira se acercó al empate con jugada peligrosa de su hombre más activo al frente, Ismael Valadez se creó espacio y detonó el cañón de su pierna enviando la redonda arriba del larguero al 56’.

Pero al 65’ los Estudiantes pudieron empatar el marcador; la pelota quedó suelta en un tiro de esquina y los defensores de León no lograron despejar para que llegara Rubén García y conectara al fondo de la valla verde para el uno a uno.

El empate enfrió un poco el ritmo del partido, los dos equipos se pararon mejor en el terreno de juego y cerraron los espacios. La pelota se disputaba con intensidad.

Pacheco volvió a mostrar su valía al 75’ con jugada que fue dejando defensores locales regados, cuando iba a disparar se cruzó la pierna milagrosa del último zaguero de Altamira que alcanzó a evitar el dos a uno de los Esmeraldas.

Cuando estaba por terminar el encuentro Corona mandó centro al área de Altamira, Julio Ceja se elevó y conectó la esférica con la frente encontrando el lance exacto de García Horta para salvar una vez más a los estudiantes.

Un empate más

MILENIO LA AFICION

Un empate más
El León liga tercer empate consecutivo, octavo en lo que va de la temporada. Con gol de Pacheco los verdes se fueron al frente y a pesar de jugar mejor, fueron empatados.

2011-10-29•Futbol Mexicano


Iván Pineda (blanco) del León, e Ismael Valadez del Altamira. Foto: Montserrat Calderón / Milenio Tampico Quieren, pero no pueden. Los Esmeraldas del León buscan ganar pero no lo consiguen, ayer sumaron un empate más al igualar a un gol en su visita a Altamira.

El dominio de un partido y un gol de Éder Pacheco en la primera parte no fue suficiente para mantener la ventaja; en el segundo tiempo Rubén García descontó por los tamaulipecos, de esta manera los verdes consiguieron su octavo empate en 13 partidos disputados y la calificación a la liguilla se complica cada vez más.

El León no pierde, pero tampoco gana. Luego de una penosa exhibición contra el sotanero de la liga la semana pasada los panzas verdes ayer visitaron a los Estudiantes de Altamira, el equipo de Pedro Muñoz mostró un mejor fútbol, buscó más la meta rival, pero perdonaron a los tamaulipecos, dirigidos por Mario García.

A un par de partidos para que finalice el torneo y en un cierre apretado el estratega felino continúa dando rotación a su equipo.

Ayer regresó a la portería Edgar Hernández, reapareció Fernando Salazar para sustituir a Ignacio González quien estaba suspendido.

Debutó con la camiseta verde esmeralda Lorenzo Ramírez, ocupó el lugar de Luis Montes; arrancó y finalizó el encuentro Julio Ceja.

Además regresó a la titularidad el delantero Éder Pacheco, autor del primer y único gol de León en este partido. Gol que lo ratifica como uno de los hombres más efectivos en proporción a sus minutos jugados y producción de goles.Los verdes abrieron la jornada 13 de la liga de ascenso y a pesar del empate no salen de la zona de calificación aunque podrían descender algunas posiciones durante hoy y mañana.

El León ya ataca más, juega más al frente, adelanta líneas, propone más, pero los resultados no son tan favorables.Altamira era el rival más complicado en este cierre de torneo por su ubicación en la tabla, el duelo de ayer era a matar o morir, sin embargo los verdes perdonaron a los tamaulipecos.

Pedro Muñoz atacó a Mario García por las bandas, tuvo bastante llegada pero sus hombres no fueron contundentes.

El partido se jugó en el centro del campo. En el primer tiempo el León tuvo la pelota en su poder, los tamaulipecos sólo llegaron con peligrosidad en dos ocasiones a la meta de Edgar Hernández durante los 45 minutos por descuidos defensivos, pero bien resueltos por la misma zaga.

La primera llegada del partido fuera para los locales, la defensa esmeralda descuidó a Ismael Valadéz y entró solo al área, quedó frente a frente con Edgar Hernández, pero no pudo perforar, estrelló la pelota en la mano izquierda del izquierdo donde llegó Mario Ruiz para alejar el peligro. Después Fernando Salazar imposibilitó al “Vala” con una extraordinaria y atrevida barrida dentro del área.

Éder Pacheco, el autor del gol, al minuto 27, tras un tiro de esquina en una jugada prefabricada tuvo para matar a los tamaulipecos, pero los perdonó. En la primera parte pudo enviar al equipo al descanso con dos goles de ventaja pero sólo concretó uno.

En el segundo tiempo el León fue al frente desde el primer minuto, fue peligroso, tenía la pelota, pero no la metía.

Tuvieron los primeros acercamientos con Julio Ceja, quien resistió los 90 minutos en el terreno de juego, sin embargo sus disparos fueron directamente a Eduardo García.

Altamira tuvo la primera y la metió. Dentro del área, los defensores no pudieron reventar la pelota, apareció Rubén García, sólo punteó el esférico y venció a Edgar Hernández.

Pedro Muñoz no desistió e intentó, buscó el triunfo pero no pudieron anotar, Sebastián Maz y Éder Pacheco perdonaron en las jugadas más claras.

Los verdes perdonaron a Altamira, sumaron un empate más y se complican la clasificación, están obligados a conseguir los 6 puntos restantes para no meterse en problemas con la liguilla.

El León tiene mejores números con el otro sistema, el que no gustaba, el que no convencía, el que era temeroso. Este que propone, que busca, que va para adelante simplemente no puede ganar. Sólo ha ganado un partido al mando de Pedro Muñoz, empatado 5 y perdido uno.

Julio Saucedo | León

viernes, 28 de octubre de 2011

Altamira y León Empataron a Uno

FMF

Altamira y León Empataron a Uno

28/10/2011 | 20:58 hrs.

Viernes 28 de octubre de 2011

Altamira 1-1 León

19:00 hrs.

Estadio Altamira

Árbitro: Baruch Absalon

Los Estudiantes de Altamira rescataron el empate en casa tras ir cayendo uno a cero con los Panzas Verdes de León y terminar igualando a uno en duelo de la Jornada 13 en la Liga de Ascenso.

El punto dejó a los tamaulipecos con 19 puntos en la Tabla General, mientras que los guanajuatenses llegaron a 20 en la Clasificación.

Los verdes se pusieron al frente con anotación de Eder Pacheco al minuto 27, pero los Estudiantes empataron con diana de Rubén García al 65’.

Para la Jornada 14 los Estudiantes de Altamira visitará el feudo de los Rayos del Necaxa, en tanto que los Panzas Verdes de León recibirán en su terruño a los Dorados de Sinaloa.

Partido

Los primeros 15 minutos el dominio fue de los Esmeraldas de León, el conjunto del Bajío llegaba por las bandas y metía centros al área local sin que ningún jugador alcanzara a rematar.

Poco a poco los estudiantes buscaron emparejar el trámite del partido, pero los verdes estaban bien parados sobre el terreno de juego y no prestaban la redonda a los tamaulipecos.

Fue al minuto 27 que el dominio verde se reflejó en la pizarra, un centro desde la esquina de Lorenzo Ramírez fue cabeceado por Eder Pacheco y la redonda cimbró la red de los de casa para el uno a cero de León.

Los Panzas Verdes seguían encima de los estudiantes, el gol les había dado confianza y al 33’ casi clavan el segundo con testarazo de Alejandro Corona que se quedó en las manos del portero de Altamira, Eduardo García.

Eder Pacheco le pegó a una pelota al 38’ que salió fuerte a la valla de García Horta; el guardameta de los Estudiantes mostró seguridad de manos al controlar el obús con propiedad.

El mismo Pacheco se encontró con un balón que se le pasó a la zaga de los Estudiantes y martilló con la testa al 39’, la de gajos se reventó en el larguero y el segundo de León no quería llegar en la noche de Altamira.

En la segunda mitad el juego inicio de ida y vuelta; Altamira buscando el empate más con ganas que con ideas, León encontrando espacios que trataba de aprovechar con latigazos veloces.

Altamira se acercó al empate con jugada peligrosa de su hombre más activo al frente, Ismael Valadez se creó espacio y detonó el cañón de su pierna enviando la redonda arriba del larguero al 56’.

Pero al 65’ los Estudiantes pudieron empatar el marcador; la pelota quedó suelta en un tiro de esquina y los defensores de León no lograron despejar para que llegara Rubén García y conectara al fondo de la valla verde para el uno a uno.

El empate enfrió un poco el ritmo del partido, los dos equipos se pararon mejor en el terreno de juego y cerraron los espacios. La pelota se disputaba con intensidad.

Pacheco volvió a mostrar su valía al 75’ con jugada que fue dejando defensores locales regados, cuando iba a disparar se cruzó la pierna milagrosa del último zaguero de Altamira que alcanzó a evitar el dos a uno de los Esmeraldas.

Cuando estaba por terminar el encuentro Corona mandó centro al área de Altamira, Julio Ceja se elevó y conectó la esférica con la frente encontrando el lance exacto de García Horta para salvar una vez más a los estudiantes.

No hubo más.

Dirección de Comunicación

Empata León a un gol en Altamira


Empata León a un gol en Altamira
León • 28 Octubre 2011 - 8:15pm — Julio Saucedo

El equipo esmeralda dominó durante el primer tiempo se fue adelante en el marcador pero no pudo concretar con goles las llegadas ante el marco rival

Foto: Especial
previa siguiente

León, Gto. • León sumó su octavo empate en lo que va del torneo. Hoy no pudo ganar un partido que con propiedad y buen futbol cargó a su favor. León generó oportunidades de gol pero no facturó.

Los Esmeraldas se fueron al descanso de medio tiempo con el marcador a favor. Ganan 1-0 a Estudiantes de Altamira.

Éder Pacheco regresó a la titularidad y ya respondió con un gol, el único tanto del partido.

Pedro Muñoz arrancó su compromiso de jornada 13 con Edgar Hernández en la portería.

En la defensa, Fernando Salazar, Óscar Mascorro, Mario Ruiz e Iván Pineda. El medio campo con Lorenzo Ramírez, Alejandro Corona, Julio Ceja y Julián Benítez. En el ataque iniciaron Éder Pacheco y Sebastián Maz.

Durante los primeros 45 minutos el León tuvo mayor posesión de balón. Tuvo la oportunidad de marcar el 2-0 rebasado la media hora de juego, pero Pacheco estrelló la pelota en el travesaño.

Para la segunda parte los locales salieron cargados al frente y al minuto 65 de tiempo corrido Rubén García aprovechó una jugada a pelota parada para empatar el juego.

Pedro Muñoz no se guardó nada, mandó el resto de su arsenal al frente con Luis Montes y Carlos Peña que se encargaron de darle profundidad y sentido a los ataques del León.

El dominio era latente y a cada ataque de la fiera el peligro se hacía manifiesto en el área rival. Sin embargo fueron tan insistentes como ineficaces.

el partido terminó muy parecido a como finalizó la primera mitad, Éder Pacheco y Sebastián Maz tuvieron las anotación del gane pero fallarón. León quiere, pero no puede.

Trascendental


Trascendental
Encuentro clave para los Verdes en Altamira.

El Sol de León
28 de octubre de 2011

Necesita León sacar puntos de Altamira

Omar Oseguera

León, Guanajuato.- Partido trascendental para La Fiera.

Si no quiere complicarse la vida y quedarse fuera de la liguilla, deberá meterse hoy a la cancha de los Estudiantes de Altamira y derrotarlos sí o sí.

El encuentro válido por la fecha 13 del Apertura 2011 de la Liga de Ascenso, pinta para ser un juego atractivo, de ida y vuelta por las intenciones de ambos conjuntos.

Y es que la oncena de Mario García está a goles de la zona de calificación y a un punto solamente de distancia de los "Verdes".

De ganar, los Estudiantes se le trepan al León en la tabla y muy probablemente lo saquen de zona de liguilla si los demás resultados no le ayudan. Por otro lado si el cuadro de Pedro Muñoz logra traerse las tres unidades, se colocará en buena posición en el pelotón a falta de dos fechas, una de ellas en su campo ante uno de los coleros; Dorados.

En la presente campaña, el equipo leonés se ha caracterizado por ser uno de los mejores visitantes, incluso con mejor cosecha de puntos que de local. No obstante Altamira en su terreno sólo ha caído una vez.

Asimismo, para Pedro Muñoz este partido significa una revancha personal debido a que hace un año le tocó estar al frente de los "Panza Verdes" como interino y visitar al cuadro tamaulipeco.

Aquella vez el "domador" no contó con la fortuna y perdió el juego por la mínima diferencia en gran parte gracias a una expulsión que sufrió.

La Fiera entrenó este jueves por última vez en su Casa Club en lo que fue un día relajado, de afinar detalles tácticos y de liberarse un poco la presión que ha caído sobre el equipo después de dos fechas sin conseguir el triunfo.

Incluso el timonel se dio tiempo para participar en el fútbol-tenis al lado de Mario Ruiz, con quien perdió la partida ante los jóvenes Daniel Duarte e Iván Pineda.

Para este choque el León presentará cambios en su alineación, empezando por el arco en donde estará Edgar Hernández quien en sus dos participaciones anteriores logró mantener el cero en la puerta.

En cuanto a la línea defensiva, el regreso del "Pollo" Salazar será un factor a seguir debido a que el ex "rojinegro" no ha podido encontrar su nivel ni embonar en el sistema del equipo.

Arriba y como mensaje claro de que van por todo, atacarán Julián Benítez, Sebastián Maz y Éder Pacheco, este último no era titular desde el partido ante Pumas Morelos.

El árbitro para el duelo será el que en números parece ser el mejor del torneo; el poblano Baruch Castellanos tendrá en su juicio la responsabilidad de llevar por buen camino el cotejo.

León tiene que sumar cómo sea y si puede, ganar, no vaya a ser que ya se les haya olvidado.